15 de marzo de 2010

Anónimo

Con hiel en la boca me deja tu adiós.

Letras tan dulces como la miel
han servido de bálsamo
para calmar las heridas del corazón.

Un corazón roto por los devaneos
de mi amor elegido,
equivocado y desmedido,
entregado a su maldito juego...
cumplir cada uno de los caprichos
exigidos por su vanidoso ego.

A cambio obtengo
un amor encubierto,
lleno de caricias fingidas,
palabras sin sentido,
halagos de boquilla.

Y tú, extraño en mi día
pusiste una luz en mi noche,
devolviste a mis ojos
el fulgor del brillo perdido.

Brillo robado por el que finge otra vez
con palabras sin sentido,
historias vulgares
y confesiones banales.

Pero tú… amigo de mis letras,
a ti, portador de la llama,
te extrañaré… te recordaré
...siempre.



Sólo para ti, lo siento

7 comentarios:

  1. He tenido un pequeño accidente (me quebré el codo) y no puedo escribir (sino con una mano y las letras se hacen infinitas). Así que te leo pero no te comento ¿vale? En un mes estaré como nuevo….
    Beso y abrazo.
    druida

    ResponderEliminar
  2. Querida Rosaida, hoy te leo triste y melancólica.
    Princesa sonríe que el día se torna de azul celeste.

    Néctares

    ResponderEliminar
  3. Sé ve que los sentimientos son fuertes y directos. Hay adioses que duelen, que endurecen, que dejan huella, pero que son necesarios para seguir caminando.
    Te dejo un beso con ternura y un susurro con todo mi ánimo.
    Preciosa tu manera de escribirlo.

    ResponderEliminar
  4. Llena de sentimiento tu entrada de hoy, melancólica. Muy bien escrito.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. a veces las palabras sobran, y es el momento de las caricias reales


    así beso

    ResponderEliminar
  6. Pues porque decir adios si sus letras te dan alivio? solo tu lo sabes hermosa rosaida.Creo que a veces necesitamos buscar un lugar donde sentirnos a salvo de todo.
    Besitos de canela y cuídate.

    ResponderEliminar
  7. Por que esa pena, es tristeza, puede ser un adios pero quedate con lo bueno que haya habido.

    Bss

    ResponderEliminar

Tus palabras son las huellas que dejas en los senderos de mi Jardín... palabras que se quedan cuando son sinceras.