12 de abril de 2010

El sexto sentido

Veo…
El brillo de tus ojos explorando las curvas de mi cuerpo, el reflejo de las velas en tu piel. Tu sexo palpitando de deseo, tus músculos tensándose invadiendo la flor de mi jardín. Tu imagen reflejada en el espejo, tu rostro transido de placer, tus manos recorriendo mis secretos… y a veces… a veces no veo. A veces me vendas los ojos y sólo veo con el corazón.

Huelo…
El sudor que perla tu piel erizada de lujuria… el aroma de las velas perfumadas, la fragancia de los pétalos que cubren nuestro lecho. El perfume varonil que exhalas por cada poro… el fruto de tu vientre derramándose en mi piel.

Escucho…
Los jadeos que se escapan de tu pecho, los gemidos que huyen de mi boca. Palabras soeces susurradas a mi oído… gritos de placer cuando me embistes, súplicas desesperadas si te demoras, aullidos incontenibles si me empalas. Dulcísimos juramentos de amor cuando me abrazas, mecidos por la suave música mientras cesa el zumbido del deseo en mis oídos.

Siento…
La suavidad de tus cabellos en mis manos, el tacto de las tuyas en mi piel. La rozadura de las cuerdas en mi cuerpo… el roce de la alfombra en mis rodillas. Los latidos de tu sexo entre mis labios… la presión de tus dedos en mi nuca. Correr escalofríos por mi espalda… sacudir las convulsiones mi interior. Mi sexo abrazándose a tu carne, tu fuego quemándome por dentro. La explosión de los azotes en mis nalgas… la mordedura del látigo en mi espalda. La seda de tus labios en los míos, la caricia de las plumas en mi piel.

Saboreo…
La dulzura de tus besos… tu saliva derramándose en mi boca. El mar de mi sexo entre tus dedos… el cuero envejecido en la mordaza, el exótico algodón de la almohada. El sabor inconfundible de tu néctar… los fluidos de mi sexo en tu fusta.

Y Gozo…
Del latir de mi corazón acelerado, del terremoto surgiendo de mis profundidades, del galope del deseo en mis pulmones, de la marejada del placer inundando mi cuerpo, de las oleadas de pasión estremeciendo mi alma, de tu marea infinita derramarse en mi interior, de la lava de mi volcán entrando en erupción, de mi alma elevándose hacia el espacio… tocando el cielo con mis manos, sacudida por un vendaval interminable.

12 comentarios:

  1. uffffffffffffffffff!!!!!!!!!!, como esta el patio.
    He venido despues de una reviision de corazon y me han quitado el tabaco, la bebida y el sexo y al leertehe hecho el amor con cada una de tus letras con cada frase, y ahora tengo taquicardias.
    Un placer leerte

    ResponderEliminar
  2. Eso es disfrutar y lo demás son coñas!!!.. Genial entrada llena de deseos.
    Besos y susurros muy dulces

    ResponderEliminar
  3. MAravilloso, como siempre maravilloso, sin tacha, sin pega. Excitación en las palabras leidas y bien escritas.

    ResponderEliminar
  4. Veo que sabes disfrutar con los cinco sentidos... y algo más!
    Dije que volvería por tu jardín y.... es que no hay quien salga de él!
    Un besote

    ResponderEliminar
  5. Excelente descripción de un exquisita sesión de pasiones y deseos desbordados, me he quedado con ganas de mas....
    Gracias por regalarnos tus letras hermosa rosaida, besitos de canela.

    ResponderEliminar
  6. Querida que arte tienes en tu pluma y en tu piel, eres toda deseo

    Néctares

    ResponderEliminar
  7. ...seis sentidos que saben a poco con tus letras. Maravillosa descripción del encuentro entre amantes y es puro gozo ...leerte.

    Un besazo,

    A.

    ResponderEliminar
  8. Sensual, dulce y muy agradable esta lectura. Te felicito.

    Un placer leerte.

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado este inciso en la historia de La Odalisca.

    Hermosa interpretación de la realidad. ¿Así se ven las cosas desde la pasarela donde te exhibes para nosotros?

    Todos somos, pues, afortunados: la modelo y los espectadores.

    Echo de menos a Rossy. Su relato me tenía subyugado. ¿Qué fue de ella y ese misterioso Señor?

    DP

    ResponderEliminar
  10. Añade unos besos donde los desees.....

    ResponderEliminar
  11. Bellas imágenes verbales. La música, ad hoc.


    Un gusto sumergirme en este espacio.

    Saludos...

    ResponderEliminar

Tus palabras son las huellas que dejas en los senderos de mi Jardín... palabras que se quedan cuando son sinceras.