4 de octubre de 2010

Otoño carmesí

Cuando paseo por los parterres del jardín
noto en mi piel la brisa fresca del otoño.
Las rosas y las lilas han cedido su fragancia
a la tierra húmeda para que madure sus aromas
y arrebate mis sentidos con sus vivos matices.
Sigo los pasos del creciente musgo
que me ofrece su verdor del recién nacido.
Los destellos rojizos del ocaso,
que realzan el sutil escarlata de la parra,
devuelven mi mirada al horizonte de mi vergel.
La frescura del aire sigue jugando en mi piel,
se cuela revoltoso erizando cada vello, cada poro.
Me sonrío recordándote como a ese viento
atrevido y divertido, juguetón y travieso.
Mientras recuerdo te acercas sigiloso,
rodeas mi cuerpo con fuerza y deseo
dejando en mi boca un beso otoñal.
Escucho el susurro de tu dulce brisa…
“mi amor el fuego calienta el salón”
La chimenea encendida dibuja figuras
que danzan sobre la alfombra ardiente.
Las llamas temblorosas, rojas y naranjas,
acompañan la intimidad de nuestro baile.
Tu cuerpo desnudo se tiñe de ocres y granas
mientras mi deseo se viste de rojo pasión.
Cautivos de nuestro delirio carmesí
nos besamos con la dulzura de la lluvia,
nos rozamos con la suavidad de la brisa
y nos amamos con el empuje del viento.

12 comentarios:

  1. Esta estación nostálgica en tu jardín me parece mas alegre, me agrada respirar el aroma suave y fresco que tu Amor deja en cada una de tus letras mi hermosa Rosaida,
    besitos desde mi orilla.

    ResponderEliminar
  2. El otoño siempre me pareció una estación romántica.

    Besos gélidos

    ResponderEliminar
  3. Nueva estación... para destilar y perfilar los sentimientos...

    Preciosa imagen!!

    Un besito desde mi reflejo

    ResponderEliminar
  4. Con menuda poaleta de colores cuentas siempre eh!!!
    Un besote y mis caricias mi querida Rosaida!

    ResponderEliminar
  5. "nos besamos con la dulzura de la lluvia, nos rozamos con la suavidad de la brisa y nos amamos con el empuje del viento"

    y que lindas esas pequeñas cosas de la naturaleza.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  6. Colores, sabores, olores sensaciones que inundan despacio el diminuto espacio de los placeres encontrados, variaciones de la sensualidad la de tu pluma, siempre.

    Néctares

    ResponderEliminar
  7. El otoño trae mensajes que las chimeneas saben traducir ( y tú experimentar)

    Sophie

    ResponderEliminar
  8. Y mira que no gustarme a mí el otoño... En fin, tendré que reconsiderarlo...


    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Que calidez refleja tu escrito, se siente el ambiente y casi logras que percibamos el olor de la tierra, una etapa de cambio para el jardin, y para cualquiera en algun momento de la vida.


    Besote Rosaida!

    ResponderEliminar
  10. Otoño en el Jardín.

    Veo el ocaso tomar el color de tus labios
    Las hojas caen acariciando mi piel
    Escucho al viento gemir
    Huele a tierra mojada
    Invade mis papilas tu sabor

    Y, como en cualquier estación, el conjunto invade mi mente conjurando al deseo.

    Precioso poema, Rosaida. Como todos los que escribes.

    Un besazo

    ResponderEliminar

Tus palabras son las huellas que dejas en los senderos de mi Jardín... palabras que se quedan cuando son sinceras.