2 de noviembre de 2010

Escrito sobre hojas de oro

Quisiera regalarte un viaje
directo hasta el sol
para que sus rayos calienten
las alcobas de tu hogar.

Quiero regalarte un crucero
para navegar tranquilo
entre los mares serenos
de la inmensa luna llena.

Quisiera regalarte alas
que surquen el infinito azul
y levantes con tus manos
girones de nubes malvas.

Quiero regalarte un beso
para que tu boca sepa
las delicias que te esperan
 cuando arribes a mi puerto.

Allí donde el sol calienta
y la luna se desnuda,
para que roces el cielo
desde mis labios te elevo.


Sucumbe con el otoño
 un año que dejo escrito
dando fe de los momentos
consumidos por el fuego.

Grabado queda mi anhelo
de que se congele el tiempo
y no se acabe el delirio
entre las hojas de oro.

Otro año más que pasamos
caminando de la mano. 


4 comentarios:

  1. Otro año más a tu lado
    ha de ser sin duda alguna
    cual vivir en El Dorado,
    en brazos de La Fortuna.

    ResponderEliminar
  2. Todavía ruborizado al contemplar el privilegiado lugar en que plantó la magnolia que le regalé, solo puedo asegurarle que me acomodaré gustoso en su hermoso jardín.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. El placer de regalar, no muchos saben disfrutarlo...

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Yo tambien prefiero regalar a que me regalen.

    ResponderEliminar

Tus palabras son las huellas que dejas en los senderos de mi Jardín... palabras que se quedan cuando son sinceras.