19 de diciembre de 2010

Adivíname


Jugarás conmigo en la senda del laberinto
que te ofrece mis encantos escondidos.
Recorriendo los caminos del placer,
mis gemidos guiarán tu destino
hacia la sensual dulzura donde hallarás
Mi deseo
Caminarás anhelante por el suave relieve
que tus labios y tus manos van descubriendo,
mientras mi piel erizada sucumbe sin remedio
al volcán de tus caricias que avanzan por el sendero,
con la llama brillando en el fondo de tus ojos:
Es tu pasión.
Tengo mi dueño escondidas tres joyas
que ansían en secreto su desvelo.
La primera ronronea te quiero, quiero tu fuego;
la segunda excitada te espera, espera tu acero
que embista con fuerza llegando, llegando muy dentro.
Mi lujuria es tu perdición.
Cuando clavas tu mirada en mi cuerpo agitado
te suplico que profanes la última gema.
Siento tu locura llenándome entera,
noto tu presencia ultrajando mi joya
y aullando empalada me rindo a tus pies.
Tu perversión, mi esclavitud.

6 comentarios:

  1. Tu jardín no conce lo que es una helada eh!
    Con juegos así... bendita esclavitud!!!!
    Un besote y mis caricias

    ResponderEliminar
  2. Te adivinará sin duda. Esos juegos de perdición y exclavitud, son muy atrayentes.
    Besos y susurros muy cálidos preciosa

    ResponderEliminar
  3. Me encanta, corto pero intenso :)

    Un beso íntimo

    ResponderEliminar
  4. wow!
    algun dia ecribire como TU!
    saaludos!!

    ResponderEliminar

Tus palabras son las huellas que dejas en los senderos de mi Jardín... palabras que se quedan cuando son sinceras.