23 de febrero de 2011

El carnaval de los sentidos

Se acerca el momento
en el que una vez más
tus deseos y los míos
se verán cumplidos.
La ciudad del Amor,
Villa del renacimiento,
romántica donde las haya
espera nuestra llegada
para ofrecernos su morada.

De gala vestiremos
y las máscaras luciremos
ensalzando nuestra dicha
del Amor correspondido.

Canales y góndolas,
violines y violas,
los padrinos de honor
en nuestra noche de Amor.

Nacido en tiempos remotos,
amor que felices nos sustenta
colmándonos con sus dones
noche a noche, día a día.

Cuando el ocaso de Venecia
nos regale su crepúsculo
coronado de bellos colores,
gozaremos de las mieles y ambrosías
que destilan nuestros cuerpos.

De lujuria vestiremos
y el deseo luciremos
ensalzando nuestra dicha
del Placer correspondido.

Susurros y caricias,
besos y miradas,
serán las damas de gala
en la noche de pasión.

Nacida en tiempos remotos,
pasión que nos alimenta
abrasando nuestros cuerpos
noche a noche, día a día.
Nuestro Amor,
tan grande como los dioses.
Nuestro Deseo,
tan intenso como el cielo.
Nuestra Pasión,
tan ardiente como el fuego.

¡presto, amore mio!

12 comentarios:

  1. Siamo noi…

    http://www.youtube.com/watch?v=VubK9cYdvpE&feature=related

    ResponderEliminar
  2. ¡Ooops! Se me olvidaron los besos, Lady.

    Esta noche son pecaminosos, otorgados desde donde la punta de la lengua emprende un viaje libidinoso mientras se apoya en el borde de sus labios. Tres golpes de voz para invocar su figura: Ro-si-ta…

    ResponderEliminar
  3. querida amiga, que ese momento sea mágico y maravilloso, como tu lo mereces.

    Bellisima música

    besos de una kajira..

    ResponderEliminar
  4. Con esas damas de gala solo cabe disfrutar y atesorar recuerdos inmejorables!
    Suerrrrrrrrrrte que tienen algun@s, jeje
    Un besote y mis caricias

    ResponderEliminar
  5. Intuyo que tendrás un carnaval lleno de exquisita lujuria mi querida Rosaida, espero que ambos lo disfrutéis y que vuelvas para contarnos tus mejores momentos, Muchos besitos...

    ResponderEliminar
  6. Paseos en góndola, música suave y luna llena.
    Brillantes salones, hermosas mujeres y trajes de época…
    Bella dama, el antifaz tras el que ocultas tu hermosa cara no hace sino acrecentar la belleza de tus ojos y la calidez de tus palabras.
    Venecia, una ciudad para perderse... o para encontrarse...

    ResponderEliminar
  7. Allí, donde la carne se despierta, lúbrica y febril. Allí, donde los corazones palpitan al unísono, tejiendo el tapiz de toda una vida. Allí, donde tu rostro se insinúa tras el pícaro antifaz y tus labios carnosos que se ofrecen jugosos como las fresas. Allí, donde la luna llena arranca destellos de plata en las aguas oscuras jalonadas de palacetes, donde el rumor de los pasos sobre el puente atruenan en nuestros oídos más que la música que trae la brisa. Allí. En Venecia, amore mio. Aquí.

    ResponderEliminar
  8. Presto, sedetevi,
    al banchetto attendevamo soltanto voi
    sempre ogni giorno che verrà
    finche amore e pace regnerà...

    ResponderEliminar
  9. Y tú y yo subimos del mar hasta el valle...

    Un futuro más claro, mañanas, tardes, noches... contigo.

    ResponderEliminar
  10. Intenso, lascivo y a la vez armonioso.

    Larga espera para sucumbir al momento, se hacen aguas todas tus cavidades, pensando el primer instante. Dejas caer tu calma en el olvido para sumergirte en pasiones aquas y saladinas.

    Carnaval, oda a las carnes fusionadas en deseo. Bendición para quien las comparte, ansiedad para quien las desea, pero en todo caso, fragantes para quien al menos las piensa.

    Hermoso y sugestivo.

    PD: que ni una gota de ti se quede sin sentir su sal.

    ResponderEliminar
  11. Hermosos versos, como realidades.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Tus palabras son las huellas que dejas en los senderos de mi Jardín... palabras que se quedan cuando son sinceras.