3 de febrero de 2011

Mis sueños desean

Cada noche, cuando Morfeo me abraza,
me mece,
mis deseos bucean entre aguas soñadas.
Aguas que sacuden mi cuerpo,
lo agitan y lo empapan.
Revuelven las sábanas mojadas
mientras mis manos se pierden,
rozan y estremecen mi sexo excitado.
Aguas que me llevan a Su lado más perverso,
recorriendo sus paredes,
buscando sus salas palaciegas,
deseando encontrar Su mirada en mis sueños.
Aguas que se mezclan con Sus sales,
mientras anhelan Sus manos regias
que calmen el fuego de mi lascivia
Aguas lujuriosas,
viciosas,
sometidas a Su entero placer.
Ansío tener Su aroma en mi boca,
Su polla en mi culo,
Su guiño en mi piel.
El alba me arranca de los brazos de Morfeo
Y mis sueños se amotinan,
no quieren dejar de sentir…
el roce de Su cuerpo
el tacto de Sus manos
el deseo en Sus ojos.
Y abandono mi almohada entre lágrimas deshecha
con la única esperanza
que la noche se adueñe del día
para que mis sueños de nuevo a Su lado me guíen.


7 comentarios:

  1. Le aseguro, Lady, que cuando cierro mis ojos casi puedo tocar sus sueños y es muy placentera esa sensación.

    No podría apenas soñar cómo sería vivirlos…

    Un beso, bella jardinera.

    ResponderEliminar
  2. ...y tus sueños te guiarán hasta llevarte a la realidad, y seréis felices y comeréis... Os comeréis el uno al otro!
    Un besote y mis caricias, mi florecilla linda

    ResponderEliminar
  3. ¿Quién querría despertarse de un sueño así?
    Oníricas sensaciones en un jardín plagado de afrodisiacos aromas.
    No es casualidad que estas cosas pasen, precisamente, aquí.
    Siga soñando, lady Rosaida, y háganos participes de sus lascivos sueños cada día.

    ResponderEliminar
  4. Espectacular, una delicia cerrar los ojos y poder entrar en tus sueños... mirarte, besarte, acariciarte, recorrerte, hacerte gozar hasta perder el sentido... y despertar.

    ResponderEliminar
  5. Dulces y sabrosos sueños mi querida amiga!

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Mis sueños desean
    tu saliba y tu sudor
    mi sangre golpeando misien
    tus tetas rozando mi espalda
    mis manos apretando tu culo
    mi lengua mojando tu boca

    ResponderEliminar
  7. Soñar con tu cuerpo agitado, arrastrado por esa corriente irrefrenable que te conduce hasta mí es el único tema que ocupa mis noches, el único por el que merecen ser vividas. Y alzar el puño increpando a ese dios cruel e insensible que me separa de tí hasta el ocaso es mi primera reacción al alba.

    Hasta la noche, mi hermosa Rosaida, la más bella flor nocturna.

    ResponderEliminar

Tus palabras son las huellas que dejas en los senderos de mi Jardín... palabras que se quedan cuando son sinceras.