15 de mayo de 2011

La danza de las lenguas

Te encuentras tumbado en el sofá,
Último rincón de nuestro placer.

Olfateo a gatas buscando tu rastro.
Recorro el camino que me lleva a tu miembro
Generoso, palpitante y erguido.
Apoyo mis labios ardientes
Sobre la tersa piel de tu glande.
Mi mente se abandona a tu fragancia,
Olor que me inspira y me provoca.

Enardecida te lamo, buceo en tus mieles.
Sabes que me encanta, sé que tú enloqueces.
Penetra hasta el fondo haciéndome tuya.
Espero mi premio, la sal de tu vida.
Rabiosa me follo jugando en su punta
Anhelando que llegue el momento del clímax.

Me miras a los ojos felinos
Indicando el destino que me aguarda.

Bramas como loco, te lanzo a la cima.
Oleadas de placer inundan tu cuerpo.
Codiciosa devoro hasta la última gota
Alimentando mi ser y mi hambre de ti.

Con la respiración aún jadeante
Observo tu cuerpo exhausto, brillante.
Me miras complacido con ojos de amante,
Oteas mi valle y sonríes perverso.

Entonces comienzas despacio sin prisas
Lamiéndome el vientre y mis muslos se abren.

Mis labios se mojan pensando en tu boca.
Invocas como nadie al placer más exquisito
Oyendo mis gemidos redoblas tu pasión.

Tu lengua golpea sin piedad en mi flor
Un vendaval me devasta erizando mi piel

Lanzada hacia el cielo, tus labios me atrapan
Extraes mi perla y tu lengua me arrasa
No puedo aguantarlo y de nuevo hacia el cielo
Gritando y aullando me vuelvo a elevar
Un corto respiro, otra vez, otra y otra
Aunque ahora me mates, no quiero parar


10 comentarios:

  1. Da igual cuál sea tu papel, dando placer o recibiéndolo, siempre eres única, fantástica, vibrante.

    Ejecutante perfecta, sueño de cualquier hombre, tu verso preciso, la rima impensable, el vibrato galopante, sostienes el crescendo con tal pasión que nos conduce al éxtasis más elevado.

    Y en el campo de batalla de tu cuerpo, el paisaje es el más rico y variado: de la tórrida sensualidad de las dunas a los furiosos huracanes que asolan las más altas cimas; del suave oleaje de la playa a los vórtices imposibles de las tormentas más devastadoras, una y otra vez tu alma vibra y se eleva más allá de lo que ningún compositor imaginar pudiera.

    Magnífica ejecutante y perfecta armonía que nos guían hacia inigualables cotas de vibrante placer, reina del Jardín.

    Un beso... con lenguas.

    ResponderEliminar
  2. Lady Rosaida, su nombre es, en mí, acrostico del deseo, sendero franco hacia la parte secreta de su jardín más oscuro…

    Besos morbosamente prohibidos, Lady.

    ResponderEliminar
  3. Ciertamente impactante y original, tanto en la forma como en el contenido.
    Veo, con inmenso placer, que la primavera florece con fuerza en tu bosquiano jardín de las delicias.
    No podía ser de otra manera, pues es este un jardín lleno de pasión, lujuria y desenfreno, donde las almas ya perdidas, o quién sabe si las únicas que de verdad conocen el verdadero camino, buscamos cobijo, excitación, placer, belleza y la dulce compañía de nuestra anfitriona, experta jardinera en este edén de pasión y desenfreno a donde nos llevas con cada una de tus entradas.
    “Tu orgasmo espera mi boca como el mío tu lengua”.
    Realmente original. Gracias una vez más por el placer que me da leerte.
    Un beso desde mi gótica mansión

    ResponderEliminar
  4. Pentecostés de pasión y deseo...

    ... y ahora, del dicho... al hecho ;-)

    ResponderEliminar
  5. Pentecostés de pasión y deseo...

    ... y ahora, del dicho... al hecho ;-)

    ResponderEliminar
  6. Pues lo primero que me vino a la cabeza nada más ver las fotos fue: 'Es de bien nacidos ser agradecidos'... Que tontería, no? ;P

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Una danza frenetica y llena de pasión, donde las lenguas no solo se funden en una sola, tambien saborean con dulzura lq piel que recorren.

    Te he dejado un regalo en mi blog, por si deseas compartir con nosotros alguno de tus secretos.

    Besos.

    Lunna.

    ResponderEliminar
  8. Un interesante y excitante acrónimo ^^

    Un beso íntimo :3

    ResponderEliminar
  9. Aquí le dejo mi boca, para cuando la necesite...

    un beso en sus pétalos.

    ResponderEliminar
  10. Esta entrada fue doblemente disfrutable para mi, siempre me ha gustado comoe scribes, eres de mis escritoras favoritas para los temas sensuales/sexuales, pero ademas soy un fanatico de los acrosticos, lo cual hizo que realmente disfrutara linea a linea.


    Grande Rosaida, besotes guapa!

    ResponderEliminar

Tus palabras son las huellas que dejas en los senderos de mi Jardín... palabras que se quedan cuando son sinceras.