17 de julio de 2011

Volar


Batir las alas, subir, volar.
Desplegarlas libres hacia un lugar
más allá de los confines de lo real.
Explorar tierras desconocidas,
orillas donde descansar.

Batir las alas, subir, volar.
Desandar caminos hollados
donde el vacío encuentre su hogar.
Paseantes sin maletas ni destino,
perdidos en la triste soledad.

Batir las alas, subir, volar.
Mis alas desplegadas
me guían a la quietud del mar.
Con las nubes dibujo palabras,
en el cielo donde ansío estar.

Batir las olas, dirimir, navegar.
Avistaré la costa de los sueños
que me ofrece mi nunca jamás.
Despunta el día, allá en el horizonte,
y mis ojos se prenden en su luz celeste.

Batir las olas, dirimir, navegar.
Cuando siempre quise volar
la vida me ofreció la mar.
Contra el viento no supe remar,
cayendo en su devastadora sal.

Hoy siento la necesidad de volar.
Surcando la realidad celestial
bato mis plumas a la par.
Hoy siento el deseo de un adiós,
el deseo de buscar... la aguja en el pajar.

"Se equivocó la paloma.
Se equivocaba".


11 comentarios:

  1. me fascina tu blog, te seguiré con infinito interes. Enhorabuena

    ResponderEliminar
  2. Que tu corazón tu casa.
    ¿Se equivocaba????
    El adiós, ahí sí se equivocaba,
    Busca el cielo, busca el mar, pero siempre en tu jardín mi niña!!!!
    Te dejo mis cariciS

    ResponderEliminar
  3. Mientras se busque hay esperanza. El problema viene cuando ya uno se cansa de buscar.
    Vuela, preciosa y empieza tu semana de la mejor forma.
    Te abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Belleza,
    Extrema sensibilidad
    y algo de dolor,....volar, volar, esa es mi religión....sentir, vibrar, cómo tú lo haces.
    Que nada te frene.
    Adorable tu rincón, toma mi abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hoy te presiento melancólica mi querida Rosaida, así que revolotea por todos los lugares que te permitan volver a ser un poquito mas "feliz" o un poco mas libre para llorar a gusto, todos necesitamos sacar lo que sentimos y vivir lo que nos toca lo mejor que podemos...
    Besos desde mi pequeña orilla.

    ResponderEliminar
  6. Escribir sobre la tristeza, la pédida o la muerte siempre es inspirador. Tu voz siempre me subyuga, y en esta ocasión te ha quedado precioso.
    Tristeza, esperanza, dolor... me gusta mucho ver, mi Reina, cómo pruebas otros registros y me alegro de ello. Lo malo es que aunque el poema está perfecto, me marcho con un sentimiento de congoja que tardará en abandonarme.

    Felicidades, como siempre, y gracias por dejarnos oír tu maravillosa voz.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Nada mejor para la levantar el ánimo que un tema musical "ad hoc", Lady.

    Y, cómo no, el bálsamo de un afectuoso beauso.

    ResponderEliminar
  8. Pasaré de puntillas por su hermoso y triste poema, Dama, pues es en la alegría y en el gozo donde pongo Mis pensamientos.
    Tan sólo coincidir con tantos que opinan que dispone usted de una voz hermosa y llena de matices, aunque he de decir que gocé más con el post anterior.
    Un beso de Luz.

    ResponderEliminar
  9. Quien quiere caminar cuando puedo volar. Besos alados, :).

    ResponderEliminar
  10. ME GUSTO MUCHO TU BLOG ....el estilo es genial, yo soy nueva en los blog's si quieres visita el mio http://entremujeresyletras.blogspot.com/

    bye =) TE SIGO SIN PENSARLO...

    ResponderEliminar
  11. Precioso blog! Vuela alto y hallarás lo que buscas.
    Mil besos

    ResponderEliminar

Tus palabras son las huellas que dejas en los senderos de mi Jardín... palabras que se quedan cuando son sinceras.