28 de octubre de 2011

Arabesco


Elegiste nuestro destino... cuando recalemos en él, abrirás la puerta privada de las termas. Nos recibirá el tintineo del agua difuminando el reflejo de las estrellas enclavadas en su cúpula. Jugarás con el frío y el calor sobre mi cuerpo desnudo mientras mis ojos permanecen vendados. 
Cuando las columnas de luz se tornen doradas, bucearemos entre los aromas de nuestra piel sazonada con los pétalos de rosas que tus manos dejarán sobre las cálidas aguas.



5 comentarios:

  1. Lady…

    Besos.


    Le debo una canción… más.

    ResponderEliminar
  2. Dolcissima felic week end con mucho amor...

    ResponderEliminar
  3. ...y así ha de ser, mi bella Dama del Jardín. Pero no olvidemos ni por un segundo que todos los baños árabes, los pétalos de las rosas, los Jardines de la Maravilla, el champagne o las mismísimas estrellas no son nada, absolutamente nada, sin tu presencia.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Bellas imágenes, bellas palabras.
    Besos.

    ResponderEliminar

Tus palabras son las huellas que dejas en los senderos de mi Jardín... palabras que se quedan cuando son sinceras.