28 de abril de 2012

Boom-Boom


Dices que me quieres,
que quieres comerme
y no sé por qué.
Será porque cuando me miras así
me fundo como chocolate.
O será porque me derrito
cuando tu lengua recorre
la piel que me envuelve.
O será que me fundo
junto al calor de tu cuerpo
cuando posees a tu antojo
los tres sabores
que mi interior esconde.
Lo cierto es que no sé por qué,
Pero sí sé lo que yo deseo ser:
tu boom-boom relleno y fundido.


Y es que me gustas tanto que… si gustas… tómame.


8 comentarios:

  1. UMMMMM!!! RICO Y DELICIOSO CHOCOLATE,,, EL MEJOR CHOCOLATE DEL MUNDO!!!
    UN BESAZO ROSAIDA!!!

    ResponderEliminar
  2. Sí, un magnífico bombón. Una deliciosa cobertura del más fino chocolate rellena con crema de pasión, fundido en un molde irrepetible revestido con las más delicadas texturas. Un regalo digno de un Rey.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Hay sabores que no salen bien parados con ciertos maridajes. Apuesto, Lady, a que como mejor sabe ud es sin mixtificación alguna que pueda desvirtuar la riqueza de su textura femenina. Yo me la tomaría apenas matizada por la cobertura de la seda en sus piernas y el ligero toque aromático de la menta de los iris de sus ojos, paladeando con delicadeza y fruición cada uno de los bocados arrancados a su divina anatomía…

    Sí, ud es exquisita al natural, sin más complemento que las pasiones que despierta. Y se de lo que hablo: soy un consumado gurmet… de boca fina.

    Besos, Lady Rosaida, todavía estremecido por la sensualidad… de su propuesta.

    ResponderEliminar
  4. Menuda cabeza la mía, me olvidé de la canción dedicada. Miré que suy burro…


    (Una verdadera pena que una canción con una letra tan visionaria, tenga un título tan desafortunado, ¿no cree? Pero su escucha es deliciosa, sí)

    ResponderEliminar
  5. Ya lo ha dicho tu dueño eres única e irrepetiblemente deliciosa...dejos besitos para ti hermosa Rosaida

    ResponderEliminar
  6. Sabor de ti:
    de los sentidos, locura
    en la distancia, recuerdo
    por tu mirada, cautivo.

    Sabor de tu sueño:
    entre tu cuerpo, sabido
    hacia tu boca, silente
    hasta tu sexo, bebido.

    Sabor de tus besos:
    para saberte, conmigo
    sobre mi pecho, tendida
    y sin descanso, gozada.


    Cuerdas escritas en el viento.

    ResponderEliminar
  7. Qué manera tiene el chocolate de pasar del estado sólido al líquido tal y como lo describes... Inmenso.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Tus palabras son las huellas que dejas en los senderos de mi Jardín... palabras que se quedan cuando son sinceras.