21 de octubre de 2012

Tres de Tres en Tres


Un puente de fuego
se alza uniendo nuestro deseo,
destino de los sueños
que ansía tu miembro erguido.
Obras con el instinto del que ama
cuando orgulloso toma
lo que más ambicionaba.
Me quedo absorta viviendo tu pasión
bebiendo tu deseo
mientras mi piel desnuda
muestra lo que luce:
La lujuria brillando en cada poro,
los tacones elevando mis talones
y mi cuello envuelto en diamantes.
Los astros, únicos testigos
de la codicia que nos ata,
observan celosos
cómo nos guía la pasión.
Tu mirada se clava en la mía
encendida como siempre,
poderosa como nunca,
hechizada en mi retina.
Inspeccionas palmo a palmo
la piel que se eriza,
el contorno de las curvas…
la belleza de la flor lasciva.
Tres días y tres noches
completos para nosotros.
Excitantes tres de tres
enteros para ti, por ti llenos.


11 comentarios:

  1. Mmmm vaya una forma estupenda de disfrutar esos tres días, así no hay quien pueda sentirse desmotivado, tu sensual jardín siempre invita a desearte hermosa Rosaida, te dejo besitos eróticos.

    ResponderEliminar
  2. PRECIOSA Y MUY ERÓTICA TU POESÍA,, HA SIDO GENIAL...
    SEGURO QUE ESOS TRES DÍAS HAN SIDO MEMORABLES.

    UN BESAZO ROSAIDA!!!

    ResponderEliminar
  3. Haces envidiar, desear, querer....

    un beso muy dulce

    ResponderEliminar
  4. Aún latente en el recuerdo
    de tres en tres los tres días,
    los tres cada vez, tres noches,
    y yo treinta y tres quería.

    Memorable, como dije
    hace ya unos pocos días,
    aunque por nada del mundo
    por éstos dos cambiaría.

    Preparáos, que viene un puente
    y esta vez son cuatro días;
    si bien tres los tengo claros
    no se me ocurre, querida,
    dónde puede estar el cuarto
    destino de mis visitas...

    ResponderEliminar
  5. Eso suena a triada (o tirada) de placer, no falla. O, por qué no, a trío…

    A sus piernas, Lady, por si me necesita para completar tirada. ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Me uno a las palabras dichas por shurime, ayyyy.

    Un besazo bella.

    ResponderEliminar
  7. Con permiso de mi antagonista en los juegos florales:

    Cuán más lasciva la flor será más preciada
    la ocasión afanada por sentirla entera desnuda
    pues a mis caricias y tactos saberla incendiada
    estoy yo seguro que no ha de ser cosa menuda.

    Por yuntar quien a otro busca, el sino es tozudo
    que un barco con rumbo siempre hubo arribada
    y del mío la meta es con mi señora una jornada
    para saciar de su cuerpo el deseo eterno y agudo.

    De tres en tres, de arriba a abajo y por detrás
    en solo uno podría conseguir su gozo triplicar
    pues soy un hábil perito en oratoria y verás
    lo atento que estaré por sus gritos desaherrojar.


    Un aria piripintada…

    ResponderEliminar
  8. Letras muy bella para narrar tres días de pasión.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Me encanta como escribes...
    tengo un poema que se llama TRES EN UNO... DICE ASI

    La noche se armoniza bajo el ronroneo de una lluvia tenue y fresca. La noche me mira con ganas de decirme que lo saque, pero la evito. Prefiero sumergirme en su abrigo y esperar que los hechos hablen por sí solos. Y así comienza el juego de pasiones. Nadie lo vio, nadie lo planificó, ninguno trató de recordar lo irrecordable.

    Tú me miras con ojos de lujuria, eternos, tal vez infinitos y tu vista me susurra lo que quería escuchar y se abre un sendero de luces que marcan el camino. Me entrego al sentir en un viaje sin rumbo definido y vuelo a lo más alto del cielo.

    Te beso con labios de verdugo, de esos que no torturan, pero tatúan sobre tus cerros lo que tú querías escuchar y emprendes viaje hacia el delirio. Te entregas olvidando todo, hasta esas cosas que podrían estar prohibidas pero que vale la pena infringir. Te entregas al placer en un vuelo con un rumbo bien marcado y te sumerges en la pequeña muerte deseada.

    La noche nos mira, con sus ojos brillosos, la lluvia nos canta una balada erótica y juntos morimos con un tierno gemido.

    ResponderEliminar
  10. Tres días y tres noches. Para vivir, morir y renacer. Entre la pasión y la lascivia de vuestros sueños compartidos.

    ResponderEliminar
  11. Bella imagen del cuello entre diamantes...

    ResponderEliminar

Tus palabras son las huellas que dejas en los senderos de mi Jardín... palabras que se quedan cuando son sinceras.