2 de febrero de 2013

El artista y la modelo


Suavemente los hilos van tejiendo
un cordel de fina seda.
Uno a uno caminan al destino
que fiel espera su llegada.
Cada curva observa la fusión,
sutil como el chocolate dulce
derretido en la boca.
Crecidos por el bucle de la magia
jamás volverán a ser uno.
El grueso, calculado al milímetro,
bastará para que el roce en la piel
dibuje la huella de su abrazo
marcada en el sueño de la noche.
El trenzado sinuoso
se desliza por el cuerpo amante.
Las caricias de la cuerda se suceden
formando el arabesco deseado.
Las manos del maestro van trazando
rombos anudados
entre quiebros y armonía.
La seda sumisa comulga
con el cuerpo delicado,
que izado a lo más alto
por el dominio del artista
muestra su obra con orgullo, 
viva 
y entregada a su poder.


9 comentarios:

  1. ¡Qué preciosidad de poema y qué sugerente! Te felicito por esa finura y sobretodo por el engarzado de imágenes. Me ha subyugado, de verdad.

    ResponderEliminar
  2. Humm... primero será la caricia de las cuerdas sobre la piel, erizándola a su paso. Después se va abriendo paso esa creciente comunión con el que las maneja, para desembocar en la gozosa aceptación, inmovilizada y a su merced, del placer que supone estar en sus manos. Entonces cada giro es un torbellino de emociones, cada vuelta una explosión de sensaciones íntimas y placenteras. Y cuanto más expuesta se halle, cuanto más inverosímil sea la figura a la que es forzada, más se acentúa el gozo que le depara la sensación de ser una marioneta en sus manos, una extensión de sus deseos. Como la arcilla trasciende de ser una masa informe para convertirse en una obra de ate, así la mujer se siente trasformada, consciente de lo efímero del momento. Tiple y aria, lienzo y pintura, papel y poema en un solo ser.

    ¡La cantidad de palabras que he necesitado yo para expresar torpemente lo que tú has plasmado con inefable belleza, Reina del Jardín!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Castigarte yo quisiera
    con el fuego de mi sexo
    para que sufras en gemidos
    suplicando que no pare.

    Fustigarte con mi boca
    cuando abre en par tus labios
    y encuentra la tersura
    de tu perla femenina.

    Mortificarte entre caricias
    de mis manos afligidas
    por la ausencia de tus pechos
    y la piel que te envuelve primorosa.

    Azotarte con el ritmo de mis ingles,
    escuchar el golpeo del escroto
    repicando ansioso entre tus nalgas
    mientras bailan sinuosas tus caderas

    Y en tu último jadeo
    el que llega al cielo de tu gozo
    oír mi nombre a gritos repetido
    dibujando en el éter un orgásmico arabesco.

    ResponderEliminar
  4. PRECIOSO ESTE POEMA,,, UNA BELLA Y GRANDIOSA CREACIÓN.
    UN BESAZO ROSAIDA!!!

    ResponderEliminar
  5. He tenido que leerlo dos veces para descubrir el significado oculto de los versos (dado que con la poesía, me cuesta interpretar), pero ha valido la pena. Versos libres que describen una acción que me sigue llamando la atención y espero poder probar en algún momento, ji, ji, la mordedura de las ataduras >/////<

    ResponderEliminar
  6. Olá querida,

    esta imagem é simplesmente maravilhosa!

    E tuas palavras a ilustraram perfeitamente.

    Beijos carinhosos,

    ÍsisdoJUN

    ResponderEliminar
  7. Cordaje al que se anuda el deseo...
    ... del que lo da... y del que lo recibe.

    ResponderEliminar
  8. İç çamaşırı ve fantezi iç giyim sektöründe faaliyet gösteren firmamızda bütün iç giyim modellerini bulabilir ve kapıda ödeme seçeneği ile teslim alırken ödemesini yapabilirsiniz.
    Gizlilik temel prensibimizdir kargolarımız kapalı kutularda kozmetik ürün olarak taşınır paketlerin üzerinde iç giyim ve iç çamaşırı ibareleri ile fantezi iç giyim reklamları bulunmaz
    Firmamız 7/24 hizmet vermektedir ve bütün iller ile kıbrıs’ a ürün gönderimi yapılmaktadır.

    ResponderEliminar

Tus palabras son las huellas que dejas en los senderos de mi Jardín... palabras que se quedan cuando son sinceras.