6 de febrero de 2013

El cuerpo y la cruz


Fuiste gestada por deseo del amante,
nacida en el cuenco de sus manos.
En su fantasía te imaginó
de negro satén,
de apasionada locura
que recorre mi piel desnuda
y la siente rozando la tuya.
Fuiste creada de madera,
de nobles vetas
y fina silueta.
El raso de tu tela
brilla a la luz de las velas
antes de que mi cuerpo te bañe
con la sal de su piel enervada.
Bajo tu elegante gasa,
un lecho de algodón se halla
blando como la nata,
que a mi ser ampara
cuando su pasión asalta
con la fuerza de un huracán.
Respiré su ilusión cada día
como el aire que llena mi vida
mientras para mí te forjaba
cumpliendo su sueño anhelado.


Ahora duermes,
aguardando el momento
de ser usada otra vez.
Esperando ese trance
donde tu cuerpo y el mío
se funden de nuevo
con el placer satisfecho
de quien mueve los hilos.

23 comentarios:

  1. Lo vuelvo a decir y sentir... Rezumas poesía por todos tus poros. Gracias por regalarnosla.

    Un slaudo desde mi isla del olvido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerme, gracias por tus bellas palabras y gracias por estar ahí.

      Un beso, querido Sr-X

      Eliminar
  2. Del salón en el ángulo oscuro,
    por su dueño jamás olvidada,
    silenciosa y cubierta de sombras,
    se oculta el aspa.

    ¡Cómo anhela que vuelva el momento,
    de sus alas abrir desplegadas,
    disponiendo, sólo para ellos
    de las horas que el acto reclaman!

    ¡Cómo sueña en su mente perversa
    con tener para Él a su amada
    sin temer irrupciones ajenas,
    sin tener otra cosa que atarla!

    Ah, destino cruel, que nos pones
    en los labios la miel un instante
    y te ríes mientras interpones
    tus obstáculos entre los amantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ilusión de un soñador la imaginó.
      De las manos del orfebre salió la joya.
      La gumia del ebanista labró su forma
      y sobre tu piel el sueño se realizó.

      Juegos de interior, arte perverso,
      territorio de instintos inexplorados.
      Placer y ensoñaciones que, de la mano,
      se funden en un todo vasto y excelso.

      Eliminar
    2. Desespera la Reina en su trono
      aguardando a que llegue el momento
      de sentir el ansiado retorno
      del silbido del ave de fuego….

      Volverán, no lo dudes, Mi Reina,
      esas tardes eternas de estío
      cuando el tiempo, apresado entre rejas,
      se declare humillado y vencido.

      Treparán solitarias las hiedras.
      Taparán los balcones, hurañas,
      sin que vengan más manos extrañas
      a apartarlas tocando a la puerta.

      Y será nuestro el tiempo otra vez.
      Volverán esos juegos perversos
      a ocupar su lugar en el centro
      del ocaso hasta el amanecer.

      Eliminar
    3. No sé qué decir, me he quedado sin palabras. Tus versos son como las rosas que me apasionan... intensas y hermosas.

      Eres maravilloso, mi amado orfebre.

      Eliminar
    4. Llegaran... volverán esas tardes eternas,
      volverán desde el ocaso hasta el amanecer.

      Eliminar
    5. Tendrás ocasión de arrepentirte,
      de llorar tu desdicha encadenada
      despojada en esa cruz hasta del alma
      mientras gozo escuchando cómo gimes.

      Tal vez no es tan buena idea, permitidme,
      recordarle a Quien Puede sus andanzas,
      no sea que al final tengas tres tazas
      y tengas ocasión de arrepentirte.

      Por guardada que esté, nunca la olvido.
      Y si bien lleva su tiempo, te recuerdo
      que si hay que improvisar, Yo siempre acierto
      a ingeniármelas aún sea con cuatro hilos.

      No venga después la Reina Madre
      a llorar desazonada del ultraje
      sollozando que fue objeto de desmanes
      y de mil perversiones innombrables.

      No tientes al diablo, Reina Mía,
      que puede aguardar tras cada esquina.

      Eliminar
    6. Gemiré, gritaré, aullaré
      Y hasta lloraré,
      pero antes y durante
      sabe bien que chillaré
      palabras que aquí y ahora
      no podría ni mentar.
      Pero por encima desearé
      esos gozos impensables,
      placeres innombrables
      que su fuego me ofrecerá,
      no desde el averno conocido
      sino desde el cielo enrojecido
      que me arrastrará de su mano
      hasta los mares más bravíos
      y no menos pervertidos.

      Eliminar
  3. ¡Ah! Las equis… incógnitas infinitas, siempre dispuestas a dejarse resolver por nuestra matemática pericia. Ya sabe lo que me gusta contar historias cantadas. Por eso le dejo esta, cuya música evoca en mí velas y espejos, confidencias y besos al trasluz de un vaso de buen vino. Seguro que ud también le encuentra un significado entre sus recuerdos. Es lo que tiene la buena música: a todos nos transporta a algún lugar placentero que no querríamos abandonar nunca…

    Este viejo trasnochado, encantado y erecto por el arte de sus letras vuelve a su Jardín otra vez, Lady Rosaida. Incansable as usual y dispuesto a complacerla con mis peculiares comentarios. Por eso ud me premió con un parterre propio, que hoy vuelvo a regar para que no se seque y se convierta en un desierto en el olvido. Aunque le recuerdo que aún me tiene que despejar alguna X para que pueda cumplirse la ecuación del quid pro quo.

    Besos, Lady de la siempreverde mirada ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Señor Brummel, las equis son incógnitas infinitas que siempre están dispuestas a ser retadas.

      Me encantan sus historias cantadas, a mí y a mi Jardín que se ve reverdecido con su buen aporte.

      Gracias y besos también para Usted.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  4. Con la poesía, he disfrutado, pero con los comentarios también ...
    Beso. Q.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigue disfrutando, querida Q. y con los comentarios también.

      Un besazo

      Eliminar
  5. LINDA POESIA,,, DEDICADA A ESE OBJETO DE TAN PLACIDOS JUEGOS...
    UN BESAZO ROSAIDA!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Lord. Efectivamente es un objeto maravilloso que ofrece cientos de juegos... intensamente placenteros ;-))

      Un besazo, querido Lord.

      Eliminar
  6. Palabras y fragancias deliciosas!

    Abrazo azul...

    ResponderEliminar
  7. Es un placer leerte, siempre...admiro esa belleza para crear con palabras.
    Y sinceramente, el Caballero Don Pablo no se queda atrás xDD.
    Así que el placer es doble.

    Un besito bella florecilla.

    ResponderEliminar
  8. Tus palabras conjugan las caricias con el deseo en esos intimos momentos de juegos vividos juntos.

    Es un verdadero placer saborear la belleza y la sensualidad de tus letras.

    Besos.

    Lunna.

    ResponderEliminar
  9. Feliz dia del amor y la amistad...
    Beso.

    http://img1.imensagens.com/es/feliz-san-valentin/29.gif

    ResponderEliminar
  10. Los últimos versos. Los últimos versos me enamoran o.o

    ResponderEliminar
  11. Entrega total... de los cuerpos... pero sobre todo, de los pensamientos.

    ResponderEliminar
  12. İç çamaşırı ve fantezi iç giyim sektöründe faaliyet gösteren firmamızda bütün iç giyim modellerini bulabilir ve kapıda ödeme seçeneği ile teslim alırken ödemesini yapabilirsiniz.
    Gizlilik temel prensibimizdir kargolarımız kapalı kutularda kozmetik ürün olarak taşınır paketlerin üzerinde iç giyim ve iç çamaşırı ibareleri ile fantezi iç giyim reklamları bulunmaz
    Firmamız 7/24 hizmet vermektedir ve bütün iller ile kıbrıs’ a ürün gönderimi yapılmaktadır.

    ResponderEliminar

Tus palabras son las huellas que dejas en los senderos de mi Jardín... palabras que se quedan cuando son sinceras.