21 de abril de 2013

Apuesta


Voy a esconderme en tus manos,
las que me brindan tus caricias
y esos dedos que tanto me excitan.
Me fundiré con la piel que te abriga,
la que me entrega pasión y dulzura
y hasta la sal cuando en mi boca resides.
Voy a mirarte desnuda
cuando el deseo me vista de puta
y de lujuria se cubra mi rostro.
No habrá banderas ni fronteras
que alejen nuestra unión,
otrora anhelada en los sueños
que mojaban mis sábanas negras
y encendían tu almohada vacía.
Ahora que estamos los dos,
vendrán las tardes fogosas
que llenarán de pasión
nuestras noches prohibidas.
Jugamos sin perder una ficha
de aquellas que ofrece el deseo
cuando tus ojos cruzaron los míos
por la calle de la fortuna.
Apostamos a todo sin dudarlo
desde el chico hasta el grande,
con el rojo y con el negro,
que mi cuerpo te ofrecía
esculpido sobre el lecho
y después ardería de deseo
por sentirte hasta dentro.

Repetiremos… la apuesta.


5 comentarios:

  1. Precioso juego el de la ruleta… rosa.

    Yo le hago un envite. ¿Me acepta la apuesta?

    Besos melódicos y rosas, querida Lady.

    ResponderEliminar
  2. Una apuesta muy apetecible.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Olá Rosaida,

    lindas palavras e sentimentos...

    Este verso é o mais luxurioso e se aplica tão bem à meu DONO e à mim:

    "(...)Voy a mirarte desnuda
    cuando el deseo me vista de puta
    y de lujuria se cubra mi rostro.
    No habrá banderas ni fronteras
    que alejen nuestra unión(...)"

    Uma relação verdadeira e cúmplice é algo indescritível de fato.

    Uma semana iluminada para você!

    Beijos carinhosos,

    ÍsisdoJUN

    ResponderEliminar
  4. SI ES ASI??? MEJOR NO DEJAR DE APOSTAR.
    UN BESAZO ROSAIDA!!!

    ResponderEliminar
  5. Hasta el agotamiento, si puede ser

    ResponderEliminar

Tus palabras son las huellas que dejas en los senderos de mi Jardín... palabras que se quedan cuando son sinceras.