6 de junio de 2013

La velada (I)


Me aseguró que sería una velada que jamás olvidaría. Llegué a la pequeña Villa ubicada a las afueras de la ciudad. El Señor Potter residía en ella desde que solicitó a la empresa el traslado por motivos familiares. Me dispuse a tocar con los nudillos la puerta, tal y como me había indicado, cuando observé que estaba entreabierta. Pasé sin llamar. Me dirigí al centro de la sala donde supuse debía esperarle. Un silencio abrumador petrificaba la estancia. No se oía ningún ruido, tan solo el leve taconeo de mis pasos. Me quedé de pié, quieta como un palo sobre mis zapatos de tacón de aguja. El saloncito estaba decorado en estilo colonial, con muebles de madera oscura y lámparas de araña. El calor me invitaba a despojarme del abrigo de cachemir, y, aunque por unos segundos dudé, no lo hice. Debajo de aquella maravillosa prenda sólo llevaba mi piel. Hubiera deseado lucir en la velada uno de mis conjuntos de lencería, pero las instrucciones del Señor Potter habían sido claras: Ven desnuda, sólo con zapatos de tacón y un abrigo. Aún mis pensamientos volaban sobre mi colección de prendas eróticas cuando se abrió la puerta del fondo de la salita. Apenas pude atisbar una mesa de comedor en la estancia contigua, cuando su figura majestuosa apareció ante mí. Llevaba un traje de chaqueta oscuro y camisa a juego. Se acercó con paso firme hasta donde me hallaba. Sin mediar palabra me besó en los labios apasionadamente. Después, dos palabras emergieron de su boca: Bien, Rosita. Me quedé prendada de aquellos labios y de aquella voz grave y seductora. Inmediatamente metió su mano derecha en el bolsillo de la americana y sacó una venda negra. Me cubrió los ojos con gran delicadeza y tomó mi mano firmemente. 


Vamos, Rosita. Tiró de mí hacia el comedor, al menos eso supuse yo…

Continuará...


1 comentario:

  1. Estimado webmaster.

    Mi nombre es Mari y tengo una web de adultos. Contacto con Ud. para proponerle un intercambio de enlaces triangular mediante el cual vernos beneficiados.

    Su enlace iria en mi directorio web de adultos

    Si está conforme envíeme un mail confirmando el intercambio e indicando la dirección de su web, título banner para agregarlo a así mismo enviarle los datos de mi enlace.

    Gracias por la atención. Saludos cordiales,
    Mari Cordova.
    Me respondes a mari.cordova25@gmail.com

    ResponderEliminar

Tus palabras son las huellas que dejas en los senderos de mi Jardín... palabras que se quedan cuando son sinceras.