28 de julio de 2013

Máscaras y algo más


Ni tú lo habías previsto
ni yo te vi llegar…
Y aunque tú sepas
que a mí me gusta bailar
en la cima de tu deseo,
ayer no te vi llegar.
Llegaste por detrás
a picotear con dulzura
la fruta que te gusta,
la que mas te goza.
Casi sin darme cuenta
con tu acero me apresaste,
el que alberga tus ganas
y calma mi lengua sedienta
No te vi, pero tu voz me llegó seductora
como la brisa ardiente
que agita el sol de poniente
y detrás de tu sonrisa pícara
crecí como la luz que nos da la luna.
Hechizado del embrujo plateado
y la máscara veneciana en mi cara,
improvisaste algo más que palabras,
hiciste que mi cuerpo dibujara
miradas arabescas en el cielo.
Bailamos bajo el astro enamorado,
apasionado con la danza
que ofrecimos a la noche.
Más allá de los cuerpos
nos follamos con el alma
y también con el diablo.
Atrás quedaron las máscaras
que impávidas rescataron
los jadeos de nuestra locura.
Fuimos madera noble,
de la buena la mejor,
que consumidos en las llamas del amor
olvidamos el significado de dos.


4 comentarios:

  1. uauuuu, amiga, hacìa tiempo que
    no te leìa, y veo que no pierdes
    fuerza en tus textos, cuando hay
    tantos deseos estorba hasta la màscara
    aunque sean de suaves plumas,me ha encantado
    tu esntrada como siempre, pero me
    quedo con èstas lìneas.....


    Bailamos bajo el astro enamorado,
    apasionado con la danza
    que ofrecimos a la noche.
    Más allá de los cuerpos
    nos follamos con el alma
    y también con el diablo..
    es un placer verte de nuevo
    por aquí, feliz verano Rosaida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las máscaras siempre estorban... despistan.

      Gracias por tu comentario, marengo, y feliz verano también para ti. Besos.

      Eliminar
  2. Qué intensas son las sensaciones del deseo compartido...

    Y con qué arte las describes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intensas y deseadas cuando se comparten... como el arte correspondido. Besos, admirado artista.

      Eliminar

Tus palabras son las huellas que dejas en los senderos de mi Jardín... palabras que se quedan cuando son sinceras.