21 de noviembre de 2015

De menos a mas...

Porque me has devuelto
lo que un día perdí:
Las ganas de vivir dentro de ti.
 

La excitación crecía enloquecida
derramando los fluidos
que mis nalgas recogían.
Sus dedos ardían intensos,
entraban voraces,
mojados salían
sin dejar de moverse.
La pasión crecía inquietante,
subía como un torrente
anegando mi boca gimiente
que dichosa y entreabierta
rezaba en la mirada perdida de blanco.
Su lengua salía incansable,
volvía retomando los jadeos
que escapaban de la mía…
¡Es el vicio que me eleva…
Son sus ganas que me llevan!
Y es que cuando me mira exquisito
mientras baja por la piel que palpita…
sucumbo al ritmo de los gemidos
que estallan sobre el fuego que nos une.
Empapada en deseo,
mojada hasta los huesos…
mi piel, arrancada en aullidos,
sudaba por él la lascivia.
Alejados de los fluidos previos,
las imposturas complacientes
que no nos pertenecen…
el tiempo jugó a nuestro favor,
pasando de menos a más.
Más deseos encontrados
Más besos compartidos
Más caricias deseadas…
Más horas buscadas
entre fines de semana.
Momentos que el placer busca
de menos a más...
y no hay excusas en la verdad
ni promesas en la mirada
cuando de menos a más
el deseo se escapa del objeto…
De menos a más… lo nuestro.
 
Gracias cariño y
Felicidades...
 
 
 

2 comentarios:

  1. La pasión y el deseo suben peldaños hasta llegar al climax mas intenso. La sensualidad de tus palabras no deja indiferente.

    Te había extraviado, me alegro de volver a encontrate para disfrutar de la belleza de tus letras.

    Besos.

    Lunna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suben y suben... todo sube cuando las ganas empujan a continuar de menos a más.

      Aquí sigo, Lunna, fiel a lo que me gusta y deseo... ;)

      Eliminar

Tus palabras son las huellas que dejas en los senderos de mi Jardín... palabras que se quedan cuando son sinceras.