28 de febrero de 2016

Algo sencillo, algo especial



De un suave gesto que avive la mañana
mas una gota de rocío que nutra la razón,
brotará un vergel oriundo de aguas cristalinas.
Asomarán las flores de cándidas sonrisas,
colmadas volverán de sigilosos placeres.
 
De una mirada abierta que ilumine la noche
mas un roce en los labios que endulce la miel,
el latido retornará al corazón sellado y oscuro.
Volverán los secretos a las pieles sencillas,
silenciosos llegarán como gozos de almíbar.
 
De un gesto,
aquella mirada cristalina que muda al hablar
y de un vergel,
el arrullo de los besos que se quedan al callar.
 
Volveré a tus mañanas sencillas.
 


5 comentarios:

  1. En la sencillez está la virtud de la vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. En la sencillez de un gesto, una mirada, una caricia…allí donde reside la belleza y la esencia…

    Precioso, Rosaida… Un placer…

    Mil Bosss!!

    ResponderEliminar
  3. Lo sencillo es lo especial en muchas ocasiones. Hoy tu sentir es como caricia por la sutileza tratada.

    Mil besitos, preciosa.

    ResponderEliminar
  4. A veces no es necesario el artificio o el adorno innecesaria...
    A veces es suficiente la belleza de la sencillez...

    ResponderEliminar
  5. Y es que de un gesto sencillo empieza todo, hasta la vida.

    Saludos ;-)

    ResponderEliminar

Tus palabras son las huellas que dejas en los senderos de mi Jardín... palabras que se quedan cuando son sinceras.