21 de agosto de 2016

Remember III




Aún recuerdo con el mismo frescor, aquel minuto sin Él. La resaca de unos besos diferentes que me llevan a su boca irreverente. Recuerdo el aroma de su piel canalla, aguda y ultrajante a mi sentido. Y a la mía retándole, negando cada paso de su mano endurecida, que de blanda me coloca por encima, aunque luego pese. Recuerdo cada gesto de poder, la lucha en la ardiente espera, justo como a él le gusta. Cada gota de pasión derramada, rendida y entregada a su juego encendido.

Aún recuerdo la mirada clavada en la boca que musita y se inquieta. Mirada profunda que pervierte la mente, dulce e inocente. Atisbo prendido, prendado de la lengua que aclama su Don, su nombre y algo más. La misma que se envicia mientras habla y escruta esperando la respuesta soñada. Aquella que jalea, se sube y te eleva entregada a su codicia como si fuera la primera ¿Y la lengua de acero? ¿Dura y siniestra? ¡Como si desnuda batallara ante el amor! Recuerdo los cuerpos exhaustos, la avalancha de caricias y susurros servidos a la luz de la luna. Y después, justo antes de que el sueño nos silencie en su abrazo, recuerdo sus manos detrás de un latido. Dedos que rebuscan entre las cimas aquello que nos vuelve imponderables. Los gemidos se suceden perdiéndose en la nada...

Aún recuerdo la llamada del amor en lo perverso.


3 comentarios:

  1. Recuerdos que palpitan más allá de tiempos y espacios… Esos que se adhieren a la piel y al alma; dulce eco de pasión y caricias…

    Un hermoso y exquisito viaje al sentir, tus letras…

    Un placer volver a leerte, amiga.

    Mil Bsoss!!

    ResponderEliminar
  2. Hay recuerdos que poseen sus propios latidos y vuelven palpitando a la mente con fuerza y sin mesura.
    Sentir y arder entre tus letras.

    Mil besitos, preciosa.

    Se te echaba de menos.

    ResponderEliminar
  3. Incomparables las sensaciones que asoman entre tus líneas...

    ResponderEliminar

Tus palabras son las huellas que dejas en los senderos de mi Jardín... palabras que se quedan cuando son sinceras.